La muerte vota en Chilapa

En Chilapa los carteles electorales anuncian a un muerto. Es un hombre calvo, sonriente y de camisa blanca, que pide orden y paz para el pueblo. Se llama Ulises Fabián Quiroz y, a principios de mes, un comando del narco le apeó de su camioneta electoral y, ante una quincena de seguidores, lo mató de un tiro en la cabeza. Era el candidato del PRI a la alcaldía. Fue el aviso de que en este pueblo de 35.000 habitantes, en el corazón de Guerrero, el Estado más violento de México, la muerte había entrado en campaña.

Seguir leyendo.