Piden ajustes a ruta de aterrizaje al aeropuerto capitalino

México.- Habitantes de la delegación Benito Juárez pidieron a las autoridades aeronáuticas federales ajustes a la nueva ruta aérea de aterrizaje de los aviones al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Ello, ante potenciales problemas de salud y seguridad que pueda causar a los vecinos de las colonias por donde sobrevuelan las aeronaves, destacaron en una reunión pública. Explicaron que a raíz del cambio de ruta aérea realizada en mayo de 2014, de la radial 160 a la 168, han comenzado a resentir los estragos en su calidad de vida por el fuerte ruido que ocasiona la baja altitud a la que sobrevuelan los aviones. Así, vecinos de distintas colonias de la delegación Benito Juárez, organizados en el Comité de Comunicación de Cambio de Ruta de la Colonia del Valle, presentaron diversos estudios técnicos para sustentar su petición a fin de ajustar nuevamente la ruta aérea. Expusieron que antes, con la radial 160, los aviones sobrevolaban una parte de la Autopista México-Querétaro, seguían por el Periférico Norte hasta el Viaducto, ahí daban vuelta a la izquierda para aterrizar en las pistas del aeropuerto capitalino. Ahora, con el cambio a la radial 168, los aviones ingresan por la zona norte del Valle de México y sobrevuelan varias colonias de las delegaciones Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón, lo que afecta a 1.6 millones de ciudadanos, incluidos los de zonas del estado de México. Dennis Stevens, vecino de la colonia Lomas Virreyes, en Miguel Hidalgo y que forma parte del Comité para el cambio de ruta, informó que desde enero pasado entregaron un informe técnico a autoridades de la DGAC, pero hasta ahora no han tenido una respuesta satisfactoria. Entre las soluciones de corto plazo propuestas a las autoridades aeronáuticas, destaca la reestructuración de los horarios, sobre todo los de carga, a fin de evitar que realicen sobrevuelos de las 23:00 horas a las 07:00 horas, que es cuando más se percibe el ruido de los aviones. Asimismo, que los aviones cargueros se desvíen a otros aeropuertos cercanos a la Ciudad de México, como son el de Toluca o Querétaro, sobre todo en horarios nocturnos o de madrugadas, a fin de no afectar ciudadanos. Las autoridades de la DGAC les han dicho que con la construcción del nuevo AICM, el ruido que actualmente afecta a los habitantes de las colonias por donde pasa la nueva ruta aérea, ya no será un factor de preocupación, pues será una completamente nueva, mencionó Stevens. Consideró que para evitar problemas de salud y de seguridad a la población, se debe crear una comisión mixta integrada por vecinos, expertos y gobierno para involucrarse en la ruta aérea del nuevo aeropuerto capitalino. Notimex