Agridulce

Se terminan las temporadas europeas y es momento de hacer un recuento de cómo les fue a los jugadores mexicanos en el Viejo Continente. Hay de todo, algunos muy bien y otros de plano muy mal, al grado de plantearse urgentemente un cambio de equipo o volver a México.

Andrés Guardado brilló con el PSV y fue considerado el mejor jugador de la liga holandesa. Logró el título, fue clave en el accionar de su club y regresa a la Champions. Luego de su mala experiencia por Valencia y Leverkusen logró instalarse en un equipo donde se siente importante y es importante.

Jesús Manuel Corona tuvo un año brillante. Tras su partida a Holanda y dejando sorpresivamente al Monterrey, Jesús ha brillado y ha levantado mucho interés en equipos mucho más importantes que el Twente. Gran campaña.

Héctor Herrera está en las grandes ligas. Sus partidos con el Porto son siempre atractivos y su juego enamora a toda Europa. El surgido de las fuerzas básicas del Pachuca está para hacer grandes años en el Viejo Continente y pronto dar el salto a una de las mejores ligas del mundo.

Jonathan dos Santos encontró el lugar que le debía el futbol. Luego de muchos años sin jugar en el Barcelona, llegó a Villarreal para brillar y ser un tipo fundamental en su equipo.

Es muy joven y tiene grandísimas condiciones para seguir evolucionando y convertirse en el volante más exquisito que tiene el futbol mexicano.

A su hermano Giovani no le fue tan bien porque las lesiones lo persiguen. El mayor de los Dos Santos tiene una gran calidad, pero un tipo de físico en el que las lesiones musculares son constantes.

A Diego Reyes hay que recomendarle que cambie de equipo urgentemente. El técnico no lo quiere y sus pocas actuaciones con el Porto fueron muy flojas. Tiene futuro, pero debe encontrar un equipo en el que lo respeten y dejen madurar para ser un buen central.

Héctor Moreno salió de la grave lesión que sufrió en el Mundial de Brasil 2014. Reapareció y poco a poco recuperó su nivel. Es muy probable que lo veamos en otro equipo pronto, porque tiene un gran cartel en Europa.

Javier Hernandez cumplió cuando el técnico Ancelotti lo necesitó. Jugo poco, lo pasó mal y el Madrid no hará válida la opción de compra. A Inglaterra o Italia, donde tiene todo para ser titular indiscutible.

Guillermo Ochoa no puede continuar otro año en la banca. El portero de la selección no jugó un solo minuto en liga y le hicieron el favor de ponerlo en la Copa del Rey. Muy injusto para sus aptitudes.

Y aunque Raúl Jiménez tenga muy contento a Simeone, la verdad es que pasó de noche por el Atlético. Lo podrían esperar, aunque nada raro sería que fuera cedido a otro equipo para madurar.

A algunos muy bien y a otros muy mal. La exportación aumenta cada día más, pero la realidad es que son pocos los que logran triunfar antes de hablar a casa para pedir permiso de regresar.

Twitter: @andremarinpuig

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Video: 
Send to NewsML Feed: 
0