Elecciones en España: el PP pierde mayoría absoluta; nuevos partidos ganan espacios

Pablo Iglesias, líder del partido Podemos da un discurso en apoyo a la candidata de 'Ahora Madrid', Manuela Carmena. // Foto: AP.

Pablo Iglesias, líder del partido Podemos da un discurso en apoyo a la candidata de ‘Ahora Madrid’, Manuela Carmena. // Foto: AP.

El gobernante Partido Popular (PP) perdió este domingo 24 de mayo la mayoría absoluta en algunas comunidades autónomas, mientras que los nuevos institutos políticos ganaron espacios en España.

Con 99% de las papeletas escrutadas, el PP gana de manera provisional las elecciones municipales en nueve de las 13 regiones pero sin mayoría suficiente, lo que implica que tendrá que llegar a acuerdos si quiere gobernar.

Los dos termómetros del cambio de mapa político fueron Madrid y Barcelona. Dos coaliciones de izquierda popular, que apoya Podemos, ganaron provisionalmente las alcaldías más importantes del país, a la espera de concretar alianzas que les permitan gobernar. Los pactos serán a partir de ahora la clave de la política española.

“Madrid y Barcelona demuestran cómo los nuevos partidos son muy populares en las grandes ciudades”, señaló el analista político Antonio Barroso, de Teneo Intelligence. “Es un varapalo serio para Rajoy, pero creo que el presidente sigue convencido que la economía le va a permitir ganar las legislativas”, agregó Barroso.

Así, el PP, que arrasó en estas elecciones hace cuatro años, se mantuvo como el partido más votado; sin embargo, sólo obtuvo mayoría en una de las nueve regiones y posibles pactos entre partidos de izquierda le podrían arrebatar poder territorial a los conservadores, que perdieron alrededor de 2.4 millones de votos en comparación con 2011.

De acuerdo con lo que anunciaron los candidatos durante la campaña electoral, las alianzas para apoyar al PP para formar el  gobierno sería con Ciudadanos, mientras que las  otras opciones son las de Podemos y PSOE para desbloquear la falta de mayorías en algunos territorios.

La economía española se está recuperando tras siete años de recesión y está previsto que crezca casi 3% este año, pero el alto desempleo, todavía en el 23.8%, varios casos de corrupción y una serie de medidas impopulares como el abaratamiento del despido y las alzas de impuestos han desgastado al PP.

Sin embargo, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) no logró capitalizar ese descontento. Pero el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, se mostró satisfecho con los resultados y abrió la puerta a pactos de izquierda para desbancar al PP.

Mientras tanto, Podemos y Ciudadanos emergen como grandes triunfadores y aspiran a seguir creciendo de cara a las presidenciales a final de año.

“Las grandes ciudades son los motores del cambio. Empieza a escribirse en España el fin del bipartidismo”, dijo el politólogo Pablo Iglesias, líder de Podemos.

“Ciudadanos es hoy la tercera fuerza política municipal de España. Hay proyecto para España y esto solo ha hecho que empezar”, señaló por su parte el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Con información de AP y Notimex.