IU y UPyD son las principales víctimas del cambio político

Izquierda Unida y UPyD han resultado las grandes perjudicadas por el empuje de Podemos y Ciudadanos en las elecciones municipales y autonómicas celebradas ayer. IU aguanta en las municipales, donde pierde 400.000 votos y obtiene un número similar de concejales al de 2011, pero se desploma en las autonómicas: sale de cuatro de los ocho Parlamentos donde tenía representación. La debacle de la coalición en Madrid (expulsada de todas las instituciones) agudiza aún más su ya cruda lucha interna. El derrumbe de UPyD, que consumó la tendencia apuntada en las elecciones andaluzas, obligó anoche a Rosa Díez a renunciar al liderazgo del partido.

Seguir leyendo.