Promueve Museo de Arte Moderno una sociedad más sustentable

México.- Pan artesanal, aguas de avena, pañales ecológicos, textiles, plantas carnívoras, galletas de amaranto, muñecos elaborados con retazos de producciones industriales, artesanía, joyería, comida vegetariana y masajes, son algunos de los productos que se ofrecen en la Feria MAM de Comercio Justo y Sustentable. Venta, Trueque y Multitrueque. La actividad, que se celebra en el espacio escultórico del Museo de Arte Moderno (MAM), es una iniciativa del propio recinto en la que participan 63 artesanos y comerciantes provenientes de la Red Mixhuca, la Red Tláloc y Multitrueque Romita. Janice Alva, promotora y organizadora del evento, comentó a Notimex que la feria fue inspirada por el Día Internacional de los Museos que este año llevó el lema "El museo hacia una sociedad más sustentable". Aclaró que se trata de 63 personas capaces de consumir, producir productos, servicios y saberes con conciencia ecología y sustentable. "La idea de la feria es crear conciencia, comunidad y pasar un buen domingo en familia conociendo productores locales, preocupados por el medio ambiente", añadió. A lo largo de esta jornada, el visitante tiene la oportunidad de apreciar y adquirir productos sustentables, locales, artesanales, ecológicos, de salud y belleza natural, así como alimentos vegetarianos y veganos; conocer proyectos autogestivos, además de acercarse a la economía solidaria y las tecnologías limpias. Según Alva, se trata de comerciantes y artesanos que trabajan el reciclaje de llantas, bolsas o carteras con tetrapak, además de que se dedican a elaborar chocolate, galletas, pan gourmet, joyería, comida vegetariana, galletas de amaranto, entre otros productos que ponen a la venta al visitante. Durante la jornada, los niños pueden practicar multitrueque con la moneda local, "el MAMbo", que obtendrán a través de actividades infantiles que se llevan a cabo y que les servirá para adquirir productos especialmente destinados para ellos. Acompaña al evento una serie de actividades como música, teatro, danza aérea, talleres y charlas; a la par, el visitante puede participar en la creación de un pequeño huerto en el museo, al tiempo que aprende cómo hacerlo en su casa. También, se invita al visitante a que traiga productos y servicios dignos y de interés general (de producción propia) para practicar el trueque directo, o bien, comprar y apoyar a productores conscientes y locales a través del comercio justo y creativo. Notimex