Sin maquillaje

CINE MUDO ¿Existe alguna película que tenga una sola palabra, sí, una sola palabra? La película Silent Movie, de Mel Brooks, tiene una sola palabra: “¡No!”, y fue dicha por Marcel Marceau, el famosísimo mimo francés.

MARÍA MONT

¿Algún otro camino o ruta similar al Camino de Santiago en el Continente Americano? Le mando muchos saludos desde Vancouver.

Doña María, me da gusto saber de usted, todavía en Vancouver. Le recomiendo: el John Muir Trail, de 211 millas de largo, en California, que la lleva por la Siarra Nevada. Más cerca de usted está el Killarney Park, en Ontario. El Red River Gorge, en Kentucky, es otro de los mas conocidos y reconocido en norteamérica.

VESTIMENTA

Conforme lo ofrecí hace algunos días, aquí aumento elementos a la lista de lo que yo considero se debe evitar vestir después, o alrededor, de los 50 años de edad.

Boinas.

Calcetas altas.

Botas de muslo altas.

Botas de muslo altas con tacones de aguja.

Escotes pronunciados en hombres y mujeres.

Las etiquetas de la ropa interior en el exterior.

Correas del brasier a la vista .

Pijama, bata, pantuflas, fuera de la casa.

Cadenas de oro con su nombre en ellos.

Cadenas de oro con el nombre de nadie en ellos.

Cadenas de oro.

Cadenas.

OK, ENRIQUE MACOTELA

Don Alfredo, yo tengo otra versión del OK: durante la Guerra Civil de los estadunidenses, al final de cada batalla en el campamento base de cada facción se ponía un letrero con el número de bajas del día, por ejemplo 5k (five killed) por lo que 0k (cero killed) significaba “todo correcto”. Tiene lógica.

Don Enrique, gracias por su contribución que aquí comparto con mis lectores. Siempre atento a los comentarios de mis lectores y que contribuyen a ampliar la (numerosa) información disponible.

LIC. JAVIER EMILIO HAMUE MEDINA

Elena Poniatowska le dijo a la preciosísima Carmen Aristegui que “México no es que esté mal, sino que está en el mal” y, con base en que nuestra patria no cuenta ni con un Presidente ni con políticos inteligentes y honestos, y a que el PRI no ha desaparecido, le pregunto a usted, a quien leo desde hace 60 años, ¿no teme poder sufrir algún daño si como periodista escribiera usted lo que realmente siente y quisiera?

Don Javier, gracias por compartir ese pronunciamiento de doña Elena. Le confirmo que nunca he sentido miedo de sufrir algún daño, y estoy siempre agradecido de que he podido escribir lo que quiero y pienso, como se habrá dado cuenta. Sólo recuerdo que en alguna ocasión, hace muchos años, una nota en mi columna fue censurada porque se interpretó como que estaba haciendo una promoción comercial. De ahí en fuera, aparte de algunas ocasiones en que por motivos de espacio se ha tenido que suprimir alguna pregunta, nunca he sufrido censura. Por cierto, en la gran mayoría de los casos la pregunta suprimida se pone en alguna columna posterior.

Alfredo Lamont dará respuesta a las preguntas razonables, de interés general, que se envíen a su dirección electrónica.

alfredolam@outlook.com

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Video: 
Send to NewsML Feed: 
0