TIPS: ¿Por qué 'Los cuervos no se peinan' en el teatro?

"Los cuervos no se peinan" se presentará hasta el 14 de junio en el Teatro Sergio Magaña.
Garuyo
CIUDAD DE MÉXICO, 24 de mayo.- El Teatro Sergio Magaña presenta la obra, Los cuervos no se peinan, que plantea de una forma emotiva los valores que se nos inculcaron desde pequeños y que muchos de nosotros los hemos perdido con el tiempo. 

Y es que no todas las pieles son iguales, mucho menos los pensamientos, he aquí la diversidad de los seres humanos y de un sinfín de posibilidades que tenemos a la hora de enfrentarnos a nosotros mismos, como lo indica la puesta en escena.

Foto. Conaculta

¿De qué trata?

Una señora con sombrero rojo que vive triste por no tener un hijo a quien darle cariño. Por otro lado, en unos lejanos matorrales, existe un pequeño huevo de cuervo que comienza a percibir el dolor de la mujer y decidirá seguirla a casa.

Sin importar el aspecto físico del animal, la mujer formará un hogar con la cría a quien nombra Emilio. A partir de ahí se comenzarán a vislumbrar aspectos casuales de una relación familiar. Entre anécdotas, valores y las responsabilidades que todo conlleva. 

Foto. mexicoescultura.com

Al crecer, el cuervo inquieto por las diferencias que existen entre ambos, preguntará a su madre si todos los niños son iguales a él. La mujer contestará: “tan iguales como dos gotas de agua”, pero el ave no se quedará conforme con su respuesta.

Así que emprenderá una búsqueda que lo enfrentará con una sociedad cerrada, poco tolerante y con prejuicios que le recibirá con rechazo y burla; algo muy cercano a nuestros días y a nuestro propio entorno social. 

Los cuervos no se peinan es una opción ideal para abordar y confrontar temas muy actuales e importantes como el bullying, la amistad, el diálogo, los miedos y la tolerancia que permean en los niños entre su tránsito a la adolescencia; porque aunque no lo queramos creer, hace falta hablar mucho más de estos temas para tomar conciencia. 

Foto. culturacentrooccidente.gob.mx

La obra está escrita por Maribel Carrasco y tiene la dirección escénica de Boris Schoemann. Actúan Amanda Farah y Sergio Solís, quienes invitan al público a construir una forma de imaginar cada escenario y situación que aparecen en la vida de Emilio.

Es una buena reflexión familiar

 

Visita, Garuyo.com.

 

asj